viernes, 3 de abril de 2015

SEMANA SANTA, TORRIJAS


Son muy sencillas, necesitan un poquito de paciencia, pero siempre salen menos de las que te gustaría. ¡Mi madre siempre tiene razón! Ricas ricas que "nos" han salido. Las dos juntas, mezclando lo que sabemos.

Han quedado con un sabor y olorcito atrapador. Vaya, que dos super barras de pan especial para torrijas, han resultado poco. 

Secretos:

- Cualquier pan que tenga miga sirve. Si sois de los que os sobra poco pan en casa, en esta época lo venden especial para animar a los aficionados como nosotros. 

- Se prepara una infusión cremosa para empaparlas antes de freir u hornear. Las nuestras las hemos preparado con : 1 ltro.de leche de almendra y 1/2 ltro de leche evaporada, los palos de canela partidos a la mitad, 2 vainas de vainilla abiertas por la mitad y ralladura de limón - opcional también la ralladura de naranja - . Dejar reposar hasta que esté a temperatura ambiente o la vigilia. OJO, el azúcar - el tono dulce - se le da después de freírlas u hornear.

- Añadir justo antes de empezar a empapar las rebanadas, una copita o dos, dependiendo de la cantidad, de un buen vino dulce o licor. Nosotras hemos aromatizado con un excelente vino de oporto.  Va al gusto, el amaretto es también una excelente elección.

- Freir sin apelotonarlas, que tengan espacio y se doren por ambos lados. Tener en el aceite un corte de piel de limón, deja un rico sabor y ayuda a ir controlando que la temperatura se mantenga constante.

- Eliminar el exceso de aceite sobre un papel absorbente y darles un ligero baño de delicado almíbar con base de miel o jarabe de azúcar de caña.



Es un dulce muy tradicional, de los típicos riquísimos que por la simplicidad de los ingredientes puedes disfrutar todo el año. 

Los americanos tienen sus tortitas, los franceses sus crêpes, y nosotros las Torrijas.

Una excelente merienda, y energético desayuno.


1 comentario:

  1. Pues me encantaría estar ahí para probarlas...! Feliz Páscua!!

    ResponderEliminar